NoticiasPoliciales

Caso Sanchez. ¿Fue suicidio u homicidio?

Las Heras-, La Justicia dio lugar a la reapertura de un caso por Suicidio que lo habría mandado a archivo en su momento (Junio de 2016) el Dr. Quelín, quien además, negó a la familia la participación en el caso como querellantes, para poder actuar en la causa. La representante de la familia (Padre y Madre) es la Dra. Rosa Razuri.

Para referirse a las actuaciones que se han llevado a cabo entrevistamos a la Dra. Rosa Razuri, quien hace una pequeña referencia del caso argumentando que “el hecho en sí, se trató de la muerte de un policía de la localidad de Las Heras. Aparentemente se habría suicidado con el arma reglamentaria de su pareja, que es oficial de policía, a partir de ahí, el Juzgado realiza algunas pruebas, quedando otras tantas, sin realizarse. En consecuencia y puntualmente el Juzgado aprueba el archivo de la causa, cuando el barrido electrónico, le da negativo a ella y positivo a él, con esta prueba se determinó suicidio y se cerró el caso”.

De todas maneras la Abogada dio a conocer que “en estos casos, se debe tener en cuenta que la bibliografía médico científica sostiene que el barrido electrónico no puede ser una prueba contundente, lo que sí, dice, es que debe ir agregada a otras pruebas, sobre todo cuando en el lugar del hecho, no se hicieron pericias, porque no se encontró la vaina, siendo que esto fue dentro del dormitorio de una casa muy pequeña. Lo que hay que decir también es que el hombre estaba vivo cuando llega la Policía y se muere después de unas horas en el hospital”.

“Él estaba vivo pero inconsciente, en coma, con un tiro en la cien, aparentemente la bala habría ingresado por detrás de la oreja, lo que registra un tipo de balazo en ángulo o cruzado, con orificio de salida”, recordó la letrada.

“El arma -amplió- se la encontró tirada en el piso a los pies de la cama y él, estaba con el cuerpo hacia la cabecera y del lado derecho de la cama. Se encontró en el lugar dos charcos de sangre, uno al pie de la cama y cerca del arma, y otro hacia el lado derecho de la cama, ambos totalmente coagulados cuando llegó a policía, como si alguien lo hubiese acomodado”.

Continuando con el relato la Dra. Razuri precisó que “esto determina que entre el momento de producirse la herida mortal y la llegada de la Policía, hubo un tiempo importante, esta es una prueba que no se trabajó. No se consultó a los peritos para determinar la hora del disparo a través de la coagulación de la sangre. Otro aditamento en este sentido, se da, con la llegada de la policía que en un primer momento lo dan por muerto, luego escuchan como si él empezara a toser, es allí cuando los policías corren hacia él y lo ponen de costado en su cama, acto seguido, escupe un gran coagulo de sangre, que cae encima de la sangre que estaba seca y coagulada, sin mezclarse por que la otra ya estaba seca. Eso daba a conocer un tiempo entre el hecho en sí y el momento en que la pareja (8 años de convivencia) anuncia la angustiante situación”.

Al ser consultada porque se reabre la causa, la abogada de la familia preciso que “por un lado, se logró determinar en la apelación que el barrido electrónico no es contundente. Además, supimos que el muchacho, Fabricio Sánchez (26) tiene su familia en Piedra Buena, quien en ese momento se hallaba de franco y como siempre se iba a la casa de sus padres. Se determina ello, porque en el auto había ropa de él. Pero cuando Fabricio quiere irse aparentemente, ella rompe una ventana del auto, encontrándose una gran piedra adentro del mismo, evidenciando una discusión de por medio. Esa piedra, tenía manchas de sangre, dentro del auto también hay sangre y fuera del vehículo en la zona de garaje, determinado por las fotos, sobre la tierra, gotas importantes de sangre, o sea, hubo un sangrado muy grande en eso momento. Asimismo, las cubiertas estaban rotas por un cuchillo, este punto lo declara ella, diciendo que lo hizo para evitar que se valla”.

Por otra parte, la letrada enunció que “al vehículo, no se le hizo ninguna pericia. También hubo un sumario Administrativo interno de la Policía, donde todos los efectivos declararon que ella ejercía acoso sobre él. Incluso hasta amenazas de muerte”.

“Además dentro de la causa, está el testimonio de un compañero que lo traslada desde la sala de terapia del hospital a la morgue, observando que en la cabeza del fallecido había un pequeño orificio del lado izquierdo y una detonación del lado derecho. Por lo tanto, se contrapone a lo dicho por el médico forense, máxime, cuando se trata de una persona que era diestro. A lo que hay que agregar que de la autopsia realizada oportunamente, no tenemos fotos, radiografías, filmaciones, no tenemos absolutamente nada”, afirmó Razuri.

“En virtud de los dichos ya he solicitado la exhumación del cadáver para que se practique una nueva autopsia y la jueza ha rechazado ese pedido de prueba y debimos realizar las diligencias judiciales nuevamente para que el Dr. Meyer de la Cámara de Recurso determine la continuidad o no del pedido formulado”.

Para finalizar la Dra. Rosa Razuri expresó que “la familia no pretende vengarse, sino saber la verdad de lo sucedido, como todo padre o madre quieren saber el motivo de la muerte de su hijo. Ellos piensan que él jamás hubiese atentado contra su propia vida. Lamentablemente en este caso se le está negando a la familia, la posibilidad concreta, de acceder a la verdad de los hechos, con las actitudes y negativas sin fundamento por parte de la jueza subrogante en ésta causa”. (Nota: Santa Cruz en el Mundo)

Previous post

Ya está el Tomógrafo y el Mamografo en el Hospital.

Next post

Hoy elecciones. Como deben votar los Petroleros?

1 Comment

  1. El troesma
    20 Septiembre, 2017 at 8:25 am — Responder

    es vaya no valla!

Deja un comentario