DeportesEntretenimientoSociedad

La escuela de motociclismo cumple dos meses de funcionamiento

Las Heras-, Desde agosto, personas que sienten pasión por el Motocross, pueden aprender. Cristian “Moka” Enrique, es el instructor. El cerro Romberg a pocos kilómetros de Las Heras, es el punto de encuentro para las clases con niños a partir de los 4 años..

Santa Cruz cuenta con localidades en las que las actividades al aire libre son posibles cumpliendo estrictos protocolos. En Las Heras, desde hace casi dos meses funciona una escuela de motocross.

Las clases se desarrollan los días lunes y miércoles, sumando un día de fin de semana. El arancel que se paga para formar parte de esta escuela no es alto (los más pequeños pagan un porcentaje muy inferior a los adultos).

El “profe”

Cristian Enrique nació en la localidad y desde pequeño la emoción por el motociclismo se le hizo carne.

“Mi padre es mecánico de motos, nunca tuve la oportunidad de tener una moto para competir. A los 8 años, fue la primera vez que vi una moto de competición, era una 50cc que era un poquito chica para mí… la amé!”, recordó con emoción el piloto e instructor en declaraciones a La Opinión Austral.

Ya no se detuvo

Participó del campeonato de motocross desde el 2010: “Mi primera carrera fue en un XR250R 1997, me enamoré de este deporte en la primera manga. En el 2011 pude comprar mi primer moto Okm una KXF450”.

Con el paso del tiempo, fue sumando experiencia: “Participé en varias categorías, comenzando en Promocionales, en la cual en la 1er carrera y sin experiencia terminé 4°, no lo podía creer”. Quería mejorar, aprender más.

“Después de unas lesiones y de tomar varios cursos de manejo fui subiendo de categoría hasta llegar a mx2. En el 2019 me consagré Campeón en Mx3pro, un sueño hecho realidad”.

No se ajusta a una modalidad específica: “He corrido varias carreras de enduro y rally cross. Si tengo que elegir una de esas tres modalidades, sin dudas, elijo MX. Me encanta la pista y las sensaciones que genera”.

La escuela

La idea de enseñar daba vueltas por su cabeza desde hace tiempo. Pasaron dos años de aquella inquietud y hoy por hoy tiene alumnos de edades muy tempranas. Considera que a los chicos hay que enseñarles bien antes que se lastimen.

“Normalmente entrenamos en nuestro circuito «Cerro Romberg» que está ubicado a 4 km de la localidad y si el día no lo permite, entrenamos en el taller de los padres de 2 alumnos. ZHnos! (Zanotti Hermanos)”.

De cómo se hace posible esta capacitación asegura: “Con ayuda de los padres de los alumnos pudimos realizar un circuito de entrenamiento para los más peques. Gracias a los Hermanos Zanotti (Matias, Franco y Joel), a Hugo Ariel Figueroa y Pablo Sepúlveda que son los que están constantemente en acción”.

Alumnado

Los alumnos tienen diferentes edades: “El método de entrenamiento es teórico/práctico más parte de preparación física específica para motocross”.

Martiniano Zanotti de 4 años: “Comenzó cuando andaba en bici con rueditas, hoy en día ya está saltando y lleva 1 mes y 1/2 de entrenamiento”.

Santiago Sepulveda: Tiene 5 años y un mes de asistencia en la escuela.

Caleb Zanotti de 8 años completó un mes.

Alexander tiene 10 años.

Bautista Figueroa 12: “Comenzó hace un poco más de un mes, en general todos demuestran un progreso que me sorprende muchísimo”.

Las nenas podrán iniciar sus clases en cuanto consigan sus elementos de protección.

Próximamente llegarán niñas: “Ellas están a la espera de la compra de protecciones”.

Lesiones

Correr en moto necesita cuidados especiales a la hora de acelerar: “Tuve varias lesiones. Algunas graves y otras no tanto. Pasé por silla de ruedas en 2 oportunidades. Las lesiones se pueden evitar con una buena base en técnica, un trabajo de entrenamiento físico/técnico progresivo, no hay que apurar nada”, asegura.

Ante la consulta de qué se debe hacer al presenciar un accidente de motociclismo recomendó: “Por mi experiencia en carreras y de ser protagonista de varios accidentes, lo primero que hay que hacer es mantenerlo quieto y esperar que actúe el personal médico”.

Santa Cruz

La provincia cuenta con circuitos que demandan una preparación previa considerable. No todos son iguales, cada uno se distingue por una característica particular.

“La verdad que tenemos circuitos accidentados naturalmente y que son muy hermosos. Caleta Olivia tiene un circuito increíble, con un suelo único y un trazado muy divertido y técnico. Por la zona en la que nos encontramos, muy pocas veces hemos ido más al sur de la provincia. No conozco el circuito de Calafate, ni de Río Turbio más que por fotos o vídeos y mi preferido, el nuestro”.

En este punto destacó: “Estamos con muchas modificaciones y sin dudas, cuando quede en condiciones pienso que va a ser uno de los mejores”.

Aficionados

Por su propia experiencia, el mensaje inicial a sus alumnos parte por tener todas las protecciones: “Tener paciencia y mucha dedicación.Es un deporte extremo y los golpes muchas veces son inevitables, tomar clases es la mejor inversión. Evita lesiones y acorta mucho los tiempos de aprendizaje”.

Para finalizar agradeció a todos los que colaboran para seguir adelante con este emprendimiento: “A todos los que comparten y confían en lo que se está haciendo y de la manera que se está trabajando para los más pequeños”.

No quiso dejar pasar la oportunidad de invitar: “A todos los que quieran sumarse a colaborar de la manera que sea. A los padres de los alumnos, les agradezco por estar siempre en movimiento buscando mejorar las instalaciones y soñando a futuro”. (Nota: La Opinión Austral)

Previous post

Sin aumentos, sin acuerdo entre ADOSAC y el CPE

Next post

Petroleros no permitirá la utilización de personal no afiliado a empresas

No Comment

Deja un comentario