CulturaProvincialesRegionalesSociedad

Productores remarcan la necesidad de proteger la zona para una producción sustentable

Provinciales-, Productores remarcan la necesidad de preservar y proteger las fuentes naturales de agua que representan un recurso vital para el desarrollo de la región del noroeste santacruceño.

Como un oasis en el noroeste santacruceño, la localidad de Los Antiguos cuenta con el privilegio de caudalosos ríos que proveen abundante agua en estado puro. Nacen desde el monte Zeballos y su glaciar asociado; los ríos “Los Antiguos” y “Jeinimeni”, son una fuente segura de agua para la población de la región y para sus productores.

Todos los años en Los Antiguos, la Fiesta Nacional de la Cereza convoca a una enorme cantidad de visitantes que vienen a disfrutar esa semana de las exposiciones artesanales, números musicales, degustaciones de licores, tortas, dulces y todo tipo de recetas a base de las cerezas más deliciosas, además de una amplia variedad de actividades recreativas.

La cereza es una fruta de extrema delicadeza y las condiciones de su producción hacen de su cultivo un verdadero arte. “El cerezo es un cultivo con un horizonte de producción de unos 20 o 30 años» explica Jorge Seguel, presidente de la Cooperativa El Oasis, fundada en 1988 y dedicada a la producción de cerezas.

Existen cerca de 50 variedades de plantas de cerezas. Las que llegan a El Oasis, tienen el proceso de germinación de pie en Río Negro. Elegir la variedad depende del tiempo de maduración que se prefiera: más atrasadas o más adelantadas en el calendario de temporada. El hemisferio Sur produce en contra-estación en relación con el Norte, hecho que independiza su mercado, y permite desarrollarlo sin la interferencia de los principales productores mundiales.

“Nosotros elegimos variedades lo más tardías posibles. Por una cuestión de calendario comercial, nos conviene cultivar las que maduran después del 15 de enero”. Para ser competitivos en la venta, ya sea regional o en la exportación internacional, descubrieron que debían elegir variedades más tardías como las ‘kordia’, ‘lapins’ y ‘sweet heart’, todas de un característico rojo carmín y muy dulce sabor. De esta forma, sus producciones llegan al mercado después de enero y pueden extenderse hasta mediados de marzo.

Además de los cuidados tradicionales, en una zona de suelos particularmente arcillosos como son los de la Patagonia, ¿cómo se garantiza una buena provisión de agua para el riego? Jorge cuenta que tradicionalmente realizaban riego por gravedad, por surcos, uno en cada fila de árboles, pero hoy este trabajo está sistematizado con riego por goteo y el agua se obtiene de las napas freáticas del valle. Según estimaciones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), este sistema de riego permite reducir hasta un tercio del consumo hídrico.

El productor remarca que “el agua es fundamental”. Porque “si no tuviéramos el aporte de la nieve de todos los inviernos, con los deshielos y el agua bajando de las cumbres, no tendríamos agua, ni siquiera en las napas freáticas”

La fusión de nieve y hielo en las alturas de la Meseta Lago Buenos Aires alimenta distintas cuencas. Uno de los tesoros más preciados de la meseta son los glaciares del Monte Zeballos, cuya particularidad radica en ser un glaciar extra-andino, que se encuentra en una región semiárida, resultando de suma importancia como recurso hídrico y la principal fuente de agua de toda la meseta

“Hasta hace muy pocos años no había conciencia sobre la necesidad de proteger la zona” recuerda Seguel, pero señala que “a partir de las acciones de las organizaciones de vecinos y productores que fomentan el desarrollo del ecoturismo, comenzó a haber interés por una protección efectiva”.

Resulta interesante saber que cada vez más gente que se suma con distintas acciones a promover las bondades que ofrece el valle para desarrollar actividades amigables con el ambiente y de esta forma, resguardar la fuente natural que motoriza el desarrollo de toda la región. “Mi postura es decididamente a favor de que se sigan realizando acciones para proteger estos recursos -señala Jorge- y de esta forma aportar a que se mantengan las condiciones prístinas de las fuentes de agua”

Un aspecto que remarca como pionero conocedor de la zona, es la importancia de replantear el uso ganadero actual, que hace avanzar la erosión de las tierras en una zona de gran riqueza. “En la medida en que se continúe con la ganadería como se viene explotando actualmente, el daño puede llegar a ser irreversible. Estamos a tiempo de poner en marcha un cambio y buscar actividades sustentables”

“Yo imagino un futuro en el que sigamos viendo el agua bajar desde las cumbres y así volver a tener pastizales. De no hacerlo, el deterioro se podría acelerar de forma tal que un día, sin darnos cuenta, estaremos viviendo en un lugar muy distinto al que conocimos desde chicos, los que nacimos aquí”

 

Previous post

DDi secuestro una camioneta en el B Las América

Next post

Sindicato Petrolero realizo asamblea informativa en la empresa Calender

No Comment

Deja un comentario