PolicialesSociedad

Las otras dos causas por supuesta mala praxis que se suman contra el Hospital

Las Heras-, El medio provincial Tiempo Sur publico textualmente: “Se trata de Dylan Maximiliano Ruiz, el bebé que falleció a los nueve meses y que presumen fue por el mal accionar de enfermeros y médicos. Hubo denuncia penal en 2017 por negligencia médica, pero esta semana se constituirán como querellantes y sumarán un informe del Hospital Materno Infantil de Salta. El otro caso, de 2018, una joven 24 años murió luego de ser operada por apendicitis.

La desgarradora noticia de la muerte de los gemelos Mateo y Santino en el Hospital de Las Heras, por presunta negligencia médica, ya que la madre dio a luz en el baño del nosocomio, impulsó dos causas contra el mismo hospital distrital sucedidas en 2017 y 2018. El primero fue la muerte a los nueve meses de haber nacido de Dylan Maximiliano Ruiz; en el segundo, una joven de 24 años luego de ser intervenida quirúrgicamente por apendicitis.

Ambos casos tienen la misma patrocinante, la Dra. Rosa Razuri.

Dylan nació en julio de 2016. Su madre María Cecilia Escudero no era primeriza, su anterior embarazo y parto transcurrieron normalmente.

Pero ese día, de acuerdo a la letrada, padece dolores muy fuertes porque su bolsa no se rompía. Es asistida por la guardia en donde un médico “le dice que va a romper la bolsa para que se produzca el parto”.

Esto fue a las 18:30. A las 23:00 el parto aún no se producía.

“La madre cuenta que tenía dolores muy fuertes y cuando iba al baño tenía la sensación que el bebé salía y volvía a meterse. La revisa la partera y le dice que se suba a la camilla porque el bebé iba a nacer. Llega el ginecólogo y le hace nacer al bebé y de tanto pujar ella se desmaya”, relató.

Cuando sacan a Dylan notan que tenía el cordón umbilical alrededor del cuello y ese era el motivo por el cual no podía salir normalmente.

“El médico hace un esfuerzo, lo tira y lo saca con la cabeza deformada, queda achatada porque usaron mucha fuerza para sacarlo”, dijo.

La madre es trasladada a la sala y nota que su hijo está “muy morado”. “Los médicos le dicen que es normal porque tardó en nacer, pero el bebé no tenía fuerza para succionar la leche del pecho”, detalla.

“Según la madre, el propio Dr. Hernández le dice que el bebé era vago y que por eso no quería tomar la teta, pero además Hernández le dice que es un bebé prematuro, cuando en realidad estuvo 40 semanas en la panza”, remarca la abogada.

A los dos días es derivada a Caleta Olivia.

El informe detalla que el bebé tiene un peso normal, con buena evolución. “Pero cuando señalan la evolución neurológica dicen que tiene una función hipotónica débil”.

Clínica Electrónica

Esto -marca la letrada- implica que el niño no tenía desarrollada correctamente su musculatura. “La cabeza parecía como un muñeco de trapo”, describió.

“En Caleta le dicen a la madre que le haga masajes en la cara para que el bebé pueda mamar la teta”, sostuvo. Luego le dan el alta.

Al retorno a Las Heras y por consejo de la hermana de la madre, acude a Salta para ser asistido por médicos del Hospital Público Materno Infantil.

“Cuando lo internan, la Pediatra le dice a la madre que los médicos que la asistieron fueron unos carniceros y debían estar presos”.

Le explican que el bebé tuvo el cordón en el cuello mucho tiempo, lo que le impidió que reciba oxígeno y derivó en que las células del cerebro murieran y su sistema no se desarrolle. “Es hipotónico”, remarcó.

En el informe del nosocomio del 3 de abril de 2017, en cuanto al “Aspecto neurológico”, se señala como presunción diagnóstica una “encefalopatía crónica no evolutiva secuelar a ECEN 2° aparo prolongado + asfixia perinatal e hipotonía central”.

Dylan –quien debió ser asistido con oxígeno durante toda su internación-fallece el 22 de abril de 2017 en Las Heras. El 27 de junio la madre realiza la denuncia penal por negligencia médica ante la Fiscalía del Dr. Ariel Candia.

“El bebé nunca más pudo volver a tragar y estaban en el proceso para colocarle un botón gástrico ya que no iba a poder comer nunca más. Pero también tuvo escoriaciones, que cuando fallece, estaba doblada la columna porque de acuerdo al informe médico, se le atrofia y presiona en los pulmones y corazón, ya que muere por un problema cardio-respiratorio”, argumentó la abogada.

Si bien ya existía una denuncia, ahora la letrada iniciará esta semana una querella ante el Juzgado de Instrucción a cargo del Dr. Quelín, lo que permitirá tener acceso a la causa y presentar pruebas.

El expediente -advirtió- no cuenta con el informe médico del hospital del Salta, lo cual para la letrada será material probatorio fundamental.

La presunta mala praxis recaerá sobre los enfermeros y médicos que intervinieron en el parto, incluso contra el Dr. Hernández, director del nosocomio.

Por apendicitis

El segundo caso ya fue publicado en su momento por TiempoSur en enero de 2018.

El 16 de diciembre de 2017 Daiana Galván ingresó al nosocomio de Las Heras debido a fuertes dolores y sería diagnosticada con apendicitis.

Ese día a las 17:00 es intervenida quirúrgicamente.

“Cuando el camillero y su esposo la quieren pasar de la camilla a la cama de la habitación se dan cuenta que estaba dormida, pero al tocarla estaba helada y no tenía pulso”, indico Razuri.

El marido, Rubén Antúnez, debió retornar a González Catán, de donde era oriundo el matrimonio y sus dos niños.

Ahora Antúnez pidió el viernes pasado insistir con la causa, cuyo estado procesal Razuri desconoce, pero que buscará movilizar. (Nota: Tiempo Sur)

Previous post

Petroleros continúan con la manifestación pacífica contra la operadora Sinopec en LH3

Next post

Medios regionales anuncian caso Sospechoso y vecinos piden que se aclare dicha información

No Comment

Deja un comentario