NacionalesPolíticaProvincialesRegionales

Provincia podría recibir un 35% menos de coparticipación

Provinciales-, Según el Iaraf, la caída de recursos provinciales podría ser de 280.000 millones de pesos en todo el año. En abril, Santa Cruz podría recibir un tercio menos de transferencias directas, mientras que la recaudación provincial podría reducirse a la mitad. ¿Cuál será la respuesta del Gobierno Nacional?.

Los Recursos de Origen Nacional (coparticipación) que recibió la provincia de Santa Cruz en marzo fueron de 2.045 millones de pesos, un 34 por ciento más que lo transferido en el mismo período del año pasado. Sin embargo, este escenario cambiará abruptamente en abril, como consecuencia directa del freno total de la economía en un contexto de pandemia. Si bien cualquier estimación puede variar de un día al otro, la actual fotografía de la economía indica que la coparticipación nacional para Santa Cruz (y el resto de las provincias) podría caer un 35 por ciento el próximo mes.

Según un primer balance de la crisis realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), las provincias podrían dejar de recibir este año 280.000 millones de pesos, un 0,9 por ciento del PBI. Esto equivale a decir que la crisis, como consecuencia del coronavirus, se llevará puesto un mes entero de ingresos por caída de la recaudación.

De este total, aproximadamente 175.000 millones de pesos correspondería a los recursos que coparticipa Nación a las provincias mientras que la caída de Ingresos Brutos –para todas las jurisdicciones – podría ser de 90.000 millones de pesos.

Esta situación abre un paréntesis en todas las provincias que deberán afrontar sus gastos corrientes casi sin recursos. De ahí el reclamo que se le hiciera a Nación para asistir con Aportes del Tesoro.

Las provincias podrían dejar de recibir este año 280.000 millones de pesos, un 0,9 por ciento del PBI

El Ministerio del Interior ya envió 6.000 millones de pesos entre marzo y los primeros días de abril. Santa Cruz recibió 42 millones el mes pasado y otros 43 millones en los primeros días de abril. El monto es ínfimo frente a las necesidades de esta jurisdicción que destina 3.800 millones de pesos por mes en cubrir salarios, jubilaciones y aportes a las Cajas de Servicios Sociales y Previsión. A esto habrá que sumarle el costo fiscal de la Emergencia Económica y Comercial que estipula, entre otros aspectos, subsidiar la tasa de interés para que las pymes puedan acceder a préstamos para pagar salarios o invertir en capital de trabajo.

En cuanto a los recursos propios de la provincia, la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos (ASIP) recaudó en marzo 1.046 millones de pesos, un 29,75 por ciento más que el mismo período del año pasado. De este total, Ingresos Brutos representó el 93,42 por ciento de los ingresos totales. En abril se computará la caída económica de marzo. Entonces, otra será la historia.

Una estimación (verosímil) indica una posible retracción del 50 por ciento de la recaudación provincial

Una estimación (verosímil) indica una posible retracción del 50 por ciento de la recaudación provincial. Este resultado repercutirá en la coparticipación provincial, recursos que son destinados a cada uno de los municipios.

Un funcionario provincial calificó de letal el posible impacto de la crisis económica derivada de la pandemia. Una apreciación más que plausible. Por eso la Emergencia Económica y Comercial, a la que se le sumó el Fondo Especial de Asistencia Social jugarán un papel clave para amortiguar los efectos de la parálisis económica (por más que se arrastre un costo fiscal para el Estado Provincial).

Por otro lado, la caída de recursos provinciales también será explicada por la reducción del precio del crudo, lo que significará menores ingresos por regalías. Si bien en las últimas jornadas el barril del Brent volvió a cotizar por arriba de los 30 dólares (por un posible acuerdo entre los Estados Unidos y Rusia en relación a los niveles globales de producción), todavía no hay un horizonte claro. En este escenario, el Gobierno nacional sigue dilatando cualquier definición sobre el barril criollo. Al cierre de la semana pasada, le habían pasado la pelota a las provincias para que acordaran con las operadoras un precio de equilibrio.

En este contexto, lo más probable es que la administración central decida transferir más ATN para cubrir las erogaciones fiscales de las provinciales en medio de la pandemia. (Nota: La Opinión Austral)

 

Previous post

Se confirmó 1 caso de más de coronavirus y llega a 31 en Santa Cruz

Next post

Por la cuarentena, Las Heras percibirá 4 millones menos de regalías y coparticipación

No Comment

Deja un comentario