NoticiasPolíticaSociedad

Se declaró la emergencia hídrica en la localidad.

Las Heras-, En la sesión del pasado viernes, que contó con la llamativa ausencia de la edil Laura Bilbao, el Concejo Deliberante aprobó la emergencia hídrica para la ciudad. Carambia había solicitado esta medida días antes.

En una sesión efectuada a pesar de que muchas otras localidades vecinas como Caleta Olivia están en asueto administrativo hasta el mes de marzo, el Concejo Deliberante de la ciudad de Las Heras se reunió de manera urgente para tratar temas de máxima importancia para la comunidad. El más relevante de todos es la declaración de Emergencia Hídrica en vista de los problemas graves que afectan a numerosos barrios lasherenses y que exhiben el deficiente servicio que otorga la provincia de Santa Cruz a través de SP, su empresa concesionaria. Recordemos que la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció que el acceso al agua es considerado un derecho humano esencial para el goce pleno de la vida.

El cuerpo legislativo que preside Juan Carlos Quilográn sesionó hoy con la llamativa ausencia de la edil Laura Bilbao (Kolina) y la declaración de emergencia hídrica se votó por unanimidad con el apoyo de Andrea Yapura, Sandra Córdoba y Alicia Salvatierra. Este es un fuerte gesto político de la gestión de José María Carambia en defensa de los intereses de la ciudad y que, en lugar de ser indiferente al problema, pidió a la provincia el manejo de los servicios públicos para poder administrarlos correctamente.

Carambia trabaja intensamente con diversas dependencias municipales en la planificación de una campaña integral de concientización sobre la importancia del agua y el Ejecutivo Municipal busca definir con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento las formas posibles de financiamiento de obras que sumen al desarrollo de la ciudad. Una declaración de este tipo facilita esos trámites y préstamos y marca un llamado de atención y un mensaje político que llegará de inmediato a Río Gallegos.

Detalles de la resolución

Tras declarar la emergencia hídrica, el Municipio puede realizar las adecuaciones presupuestarias para resolver la crisis y pedir formalmente al gobierno provincial el manejo del servicio de agua potable. Esta situación de emergencia tiene un plazo de 180 días que el municipio puede prorrogar en caso de juzgar que la situación de crisis no se ha resuelto. (Fuente: La Voz Santacruceña)

Previous post

Álvarez y Bilbao gestionan ante autoridades por la problemática del agua

Next post

El Club Deportivo presento su nueva estructura deportiva para la temporada 2017

No Comment

Deja un comentario